Posteado por: Ignacio Martín Granados | 25 febrero 2009

Consejos para comunicar mejor

La semana pasada empezamos el segundo cuatrimestre, en el que afrontaremos la asignatura “Estrategias de Comunicación para las Relaciones Públicas“. Aunque cada profesor siempre dice que su asignatura es la más importante y fundamental de la carrera, yo también caeré en el tópico al defender ésta, ya que, a mi juicio, aborda dos cuestiones fundamentales para todo aquel que se quiera dedicar al mundo de la comunicación en su sentido más amplio.

Por una parte, la estrategia, la planificación, la hoja de ruta meditada, el marco de referencia que orienta una lógica de acción o como muy bien sintetiza Luis Arroyo:

Una estrategia de comunicación no es un documento de cuarenta páginas. Ni siquiera de veinte. La estrategia de comunicación es un párrafo y tres palabras. La estrategia de comunicación consiste en definir con claridad quiénes somos y qué ofrecemos. Nada más. Y nada menos. Porque definir quiénes somos y qué ofrecemos de manera distintiva, clara, simple y persuasiva, es una tarea que sólo los grandes logran desarrollar con éxito.

Y de otro lado, la comunicación, un fenómeno de carácter social que comprende todos los actos mediante los cuales los seres vivos se comunican con sus semejantes para transmitir o intercambiar información, poner en común ideas, compartir, etcétera. Y todo esto en plena sociedad de la información y el conocimiento, en el que se han multiplicado las herramientas de comunicación y posibilidades de esar informado.

Sin embargo, y por aquí hemos empezado las clases a modo de introducción, tenemos graves problemas de comunicación. Para tratar de subsanarlos, y con el objeto de generar una comunicación valiosa, nos detuvimos en el decálogo para comunicar mejor que resumía el libro de Manuel Campo Vidal, “¿Por qué los españoles comunicamos tan mal?” y que os resumimos aquí (texto completo del epílogo del libro):

  1. Vencer el miedo escénico.
  2. Comunicar los mensajes con eficacia.
  3. El valor del silencio.
  4. Con powerpoint o sin él.
  5. El uso de la voz.
  6. Comunicación no verbal.
  7. El público objetivo.
  8. Controlar el tiempo y el espacio.
  9. Crisis.
  10. Elaborar un buen discurso.

Entrevista en La Ventana (Cadena Ser)


Responses

  1. No sé si este es el post más adecuado pero quería hacerte una pregunta: ¿Cómo valoras la comunicación en los medios en todo el tema de Marta del Castillo? ¿Crees que ha tenido una parte positiva y otra negativa? La negativa me refiero sobre todo al circo mediático que se ha montado y que, por lo que veo, continua.
    Saludos.

  2. Buenos días. Yo creo que el problema de los españoles es que no “comunicamos”, es decir, ni bien ni mal, porque para comunicar se necesitan dos interlocutores en igualdad de condiciones, y lo usual es que nosotros es “no escuchar”. Hablamos, hablamos, discursos interminables, pretenciosos, tediosos, pero cuando le toca hablar al que escucha…entonces cerramos los oídos, seguimos con nuestros argumentos y pasamos de opiniones ajenas.
    Esa costumbre tan española está tan arraigada que hasta nos llevó a una guerra civil, y es la base de todos nuestros desencuentros sociales y políticos.
    Comunicar es ceder, es dialogar, saber escuchar, respetar, intentar comprender…no sólo hablar por hablar . Y la estrategia, además de decir quiénes somos y qué ofrecemos, en mi modestia, es también saber a quién tenemos delante, qué espera de nosotros, y lo que necesita. Es un feed-back de corriente comunicativa. Y no olvidemos la honestidad y la sinceridad, si encima de comunicar mal mentimos ( Prestige, Yak 52, cacería Ministro Bermejo…) entonces ya lo que sale de nuestra boca es mera inutilidad.
    Enhorabuena por el post.

  3. Me hace gracia M.C.Vidal, que dice…”incluso los periodistas”…por Dios, si ellos son a veces los que comunican mal, hablan peor, y desinforman.
    Siento ser tan dura,pero es que al salir el tema de la chica asesinada…la verdad me produce naúseas, los buitres acechando a la familia, vecinos, entorno…enardeciendo los ánimos y provocando crispación.
    Ese tipo de periodismo junto con el del corazón debería estar prohibido por decreto.
    Espero haber ayudado en el tema.
    Un abrazo desde Asturias.

  4. Hola, Ignacio.

    Gracias por incluir mi modesto blog en uno de los enlaces de este interesante artículo.

    Salu2
    Paco Barranco

  5. Al contrario, gracias a tí Paco por tu entrada y tu interesante blog al que sigo desde hace tiempo.
    Un abrazo

  6. Perdón por el retraso😦

    @alberto Desmesurada. Como bien dices lo han convertido en un circo sin aportar nada al debate y que podamos obtener una lección constructiva. Se han dejado guiar por el morbo que aumenta las audiencias. Lamentable.

    @Eliseo, buen apunte. Parafraseando el dicho popular, “dos no hablan si uno no quiere”😉

    @Agus, a veces saco el tema para provocar, pero ya que lo comentas, ¿debería estar prohibido el periodismo del corazón?. Es decir, ya que no creo que nadie metiera mano a este asunto de prohibirlo, pero por lo menos, ¿debería restringirse a unos medios determinados? en vista de que en la televisión los Gobiernos miran para otro lado ante el aumento de horas de programación en las parrillas de las cadenas y horarios inadecuados…

    Gracias a todos por vuestros comentarios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: