Posteado por: Ignacio Martín Granados | 3 febrero 2009

Historia de un encuentro en tres fotografías: todo comunica

Las portadas de muchos de los periódicos de hoy abrían con una fotografía de la reunión que mantuvo ayer el Presidente del Gobierno con las principales entidades bancarias del país para reclamarles mayor compromiso y colaboración hacia las familias y las empresas.

Ésta no es la primera reunión, sino la tercera, de una historia que se puede reconstruir perfectamente a través de las fotografías que veis más abajo.

Los protagonistas, salvo alguna excepción, son los mismos en todas ellas. Sin embargo cambia el escenario y la disposición de cómo se producen los encuentros. Evidentemente, desde octubre -cuando se data la primera foto-, hasta ayer -la última- ha cambiado el contexto económico, que se ha agravado, y lo que esperaba el Gobierno de los bancos tras la inyección de dinero realizada.

Esta historia contada a través de sus fotografías, fiel escaparate de la evolución de la crisis económica, pone de manifiesto la utilización del entorno para comunicar. Partimos del hecho de que “todo comunica” y que, “en política, las formas son fondo” (como afirma el político mejicano Jesús Reyes Heroles). En esta secuencia podemos comprobar cómo pasamos del sofá a la mesa de trabajo.

De una primera fotografía en la que todos los actores aparecen sonrientes y distendidos, en la que se aprecia incluso una aparente improvisación del encuentro con una silla vacía y otro banquero sentado en una silla (frente al resto que están en los sillones), como si no se le esperara.

De esa primera instantánea pasamos a la segunda que refleja nuevamente una imagen de complicidad, donde llama la atención la limpieza de la fotografía, buena iluminación, los protagonistas cómodamente recostados y charlando amistosamente, lo que aporta al receptor una imagen de tranquilidad, seguridad e incluso minimización de los asuntos a tratar (no hay papeles de trabajo).

Por el contrario, la tercera instantánea, tomada de la reunión de ayer, con los peores datos de desempleo de los últimos años y unos augurios económicos nada esperanzadores, desde Moncloa se han preocupado de que la imagen pública que trascendiese de la reunión fuese una expresión de discreción y austeridad. Cambia el clima de la reunión, más sobrio y de trabajo con papeles encima de la mesa; y el escenario, dominado por tres mesas de cristal y aluminio, que desean transmitir transparencia.
El lenguaje corporal, a pesar de los sonrientes rostros, ya es diferente. Ahora se trata de llamar la atención a la banca española y se marcan las distancias, no sólo por las mesas actuando de barrera y el Presidente del Gobierno junto al Ministro de Economía (en la segunda fotografía estaba mezclado con el resto de banqueros y en la primera ni aparecía); y desaparecen los cómodos sillones por sencillas sillas giratorias de oficina que permiten tener la espalda recta sobre el respaldo.

La puesta de escena de cualquier acto no es casual. Siempre se busca transmitir las sensaciones que deseamos para mandar un mensaje ¿subliminal? que refuerce nuestras palabras. Porque todo comunica.

Reunión 06/10/2008

Reunión 06/10/2008

 

Reunión 10/11/2008

Reunión 10/11/2008

 

Reunión 02/02/2009

Reunión 02/02/2009


Responses

  1. Muy interesante el análisis que haces de las tres fotografías.
    Mi opinión es que cuando ocurre esto que comentas es porque antes se han hecho mal muchas cosas. Es en este caso se recurre a la comunicación como último recurso: anteriormente dos reuniones fracasadas entre políticos y banqueros que no conocen la realidad del español medio (bajo), una puesta en escena más propia de una celebración entre magnates forrados y como dices tú, ni un triste folio.
    Ahora, como nadie soluciona la papeleta, caras serias, sillas más baratas, papeles vacíos… con la esperanza que los telespectadores se crean este cambio… no es mi caso.
    Un saludo Ignacio.

  2. Gran entrada, Ignacio. Yo, lectora asidua de los periódicos no había reparado en estos detalles que tu apuntas. Se nota que eres una persona absolutamente observadora, vas con prismáticos telescópicos por la vida, cosa que admiro profundamente. Diseccionas milimétricamente las imágenes y las adornas con tu comentario, siendo imposible separar uno de lo otro. Ya he reparado en ello anteriormente, enhorabuena.
    Y el mensaje “encriptado” es tan evidente como que la comunicación tiene múltiples formas de manifestarse : imágenes, música, poesía, prosa, lenguaje del cuerpo ( miradas, gestos, movimientos…) y por supuesto blogs.
    En cuanto a los banqueros…mejor dejarlo.
    Abrazos.

  3. andaba aburrido… y mirando mirando… y no lo hacer…. pero me gustaria comentar una cosita….
    “Por el contrario, la tercera instantánea, tomada de la reunión de ayer, con los peores datos de desempleo de los últimos años y unos augurios económicos nada esperanzadores, desde Moncloa se han preocupado de que la imagen pública que trascendiese de la reunión fuese una expresión de discreción y austeridad.”
    Además de eso y no se si será relevante la distancia que pone ZP con el resto es un poquito mayor… pero vamos a mi me montas esas salas de reuniones… y ya me estas oyendo de las fotos.. que queda EXCESIVAMENTE cutre… hay que acercarse para hablar… que si no, no nos oímos…. y no lo digo por mi.. je je je.

  4. @alberto Efectivamente la tercera reunión es la consecuencia del fracaso de las primeras. Cumplieron su objetivo de aparentar tranquilidad, pero es que cuando las cosas van mal es necesario actuar y es lo que se quiere poner de manifiesto con esta tercera reunión.

    @flor Gracias Flor, me voy a sonrojar😀

    @kamarero Tienes razón Ángel, hay que marcar distancias y separarse de los “malos”, que son los bancos los que ahora no conceden créditos ni a las familias ni las empresas cuando el Gobierno ha ido a su rescate (la paradoja de darles dinero de nuestros impuestos para que puedan seguir cobrándonos nuestras hipotecas y préstamos….).
    Je, je, ójala tuviéramos esas salas en el Ayuntamiento, eh?. Y si, a mi me gusta el contacto y la proximidad, pero “por las buenas” no funcionó…

  5. Quería apuntar que la parafernalia que adorna las reuniones no es lo que al final llega a los ciudadanos. Lo que verdaderamente importa es cuando ZP sale delante del micro diciendo :”Tíos prepararos que vienen vacas flacas”.
    La palabra, la cercanía, la mirada, es lo que al final hace que a los españolitos de la gleba nos pongamos las pilas y empecemos a creer de verdad lo que nos espera.Aún así parece ser hay que tener fé, pensar que la crisis pasó ya y que vendrán épocas de estabilidad y crecimiento económico.
    ¿Habrá una cuarta cita?
    Esperemoslo, pero con buenas noticias.
    Saludos Ignacio.

  6. Pablo, por supuesto, pero como afirmo en la entrada, “todo comunica” y la escenificación refuerza el mensaje, lo hace creible, o por el contrario, lo invalida.
    Mira, sólo recordamos el 2% de lo que escuchamos y el 5% de lo que vemos, es decir, el porcentaje, aunque mínimo, es mayor, por lo que lo visual permanece mejor que lo oido. Y por otra parte, a la hora de hablar, lo que más influye es el lenguaje no verbal, después el tono de voz y finalmente la palabra, es decir el mensaje. Por lo tanto, el entorno, la parafernalia como tu dices, es muy importante, y si no fuera así lo habrían hecho en el mismo salón que las anteriores reuniones, ¿no?.
    Y espero que no haya una cuarta reunión, lo que significaría que la Banca echaría una mano a la economía….
    Muchas gracias por tus comentarios y os animo a todos a hacerlo y seguir este blog. Gracias!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: